¡CREA! --- Román Belmonte & Sergio Arranz

Volvemos a la carga con nueva reseña de jueves y esta vez lo hago con un libro que muestra una situación de la que estoy segurísimo que muchas de las personas que lo leerán han pasado. ¿Cuántas personas se han encontrado con algo que les gusta pero que no les han permitido hacer? Esa típica frase de... "Sí, dibujas muy bien, pero debes aprovechar tus capacidades para algo más importante, debes estudiar". O también algo como... "Pudiendo ser médico o ingeniera, ¿para qué quieres bailar o tocar el fagot?

Y algo así es, precisamente, lo que le pasa al protagonista del libro de hoy, titulado: ¡CREA! Un libro al que le tengo un cariño tremendo, no solo por la historia que cuenta, sino también por la gente que ha unido en su creación, personas a las que no he tenido el placer de conocer en persona (aún) pero que espero conocer en un futuro no muy lejano (esperemos). Y sí, el título es así, en letras mayúsculas y con exclamaciones.

El protagonista del libro es un pequeño llamado Ben, apasionado del dibujo desde sus primeros dibujos, aparentemente sin sentido para los adultos, pero con mucha imaginación por su parte. De pequeño nadie lo podía parar, dibujaba y pintaba, y más, y más, pero en la escuela se encuentra con un grupo de compañeros y, sobre todo, con una profesora, que no están muy de acuerdo con el estilo de los dibujos de Ben. ¿Qué les pasa a sus dibujos? ¡Absolutamente nada! Pero sea por una mente cerrada o por no querer aceptar lo que tienen delante, siempre consideran que los dibujos de Ben no son buenos.
"una manañana, el ejercicio de la clase de dibujo fue hacer un retrato y Ben decidió pintar... ¡a la señorita Emilia!"
Si queréis saber lo que pasa a partir de ese retrato de la señorita, tendréis que leer el libro, ya sabéis que no me gusta hacer spoilers de la historia y tampoco es necesario hacerlo para llamar lo suficiente la atención sobre este libro que lo merece. Solo os puedo decir que si conocéis a alguien parecido a Ben, no le cortéis las alas, soplad para que esas alas le hagan volar con su imaginación y pueda hacer aquello que le guste.

El texto llega de, para mi, el creador de uno de los blogs más influyentes de Literatura Infantil y Juvenil de la última década. De hecho, se podría decir que tanto este bosque como Donde viven los monstruos LIJ han ido cogidos de la mano y llevan un buen recorrido realizado hasta el momento. Y hablar de ese blog es hablar de su creador, Román Belmonte, que con un texto cortito y sencillo ha conseguido plasmar una historia demasiado común en nuestra sociedad.

Qué decir de las ilustraciones, realizadas por Sergio Arranz, un ilustrador que merece mucho más reconocimiento y proyectos ya que todo lo que hace es genial. Sé que hay mucha gente dedicada al mundo de la ilustración que merece mucho más de lo que tiene y Sergio Arranz debe estar en la lista de todos los apasionados por la ilustración en la literatura infantil y juvenil.

El libro llega editado por una editorial luchadora, Amigos de Papel, una editorial que trabaja por ofrecernos libros como este ¡CREA!, que quizá no es tan conocida como otras editoriales con presupuestos más grandes, pero eso no quita que estén haciendo un trabajo fantástico. Si tenéis la oportunidad (y si no la tenéis, la buscáis), leed este libro y, sobre todo, que lo lean todos esos pequeños artistas (de cualquier disciplina), para que sigan adelante pase lo que pase y les digan lo que les digan. Cada uno debe luchar por sus sueños, nadie lo va a hacer por nosotros así que... ¡A SOÑAR!

 
 

Información técnica:
Autor: Román Belmonte
Ilustrador: Sergio Arranz
Editorial: Amigos de Papel
Páginas: 36
ISBN: 9788494808579
Tapa dura
Precio: 14,30€

Grans de sorra --- Sibylle Delacroix

Hace mucho tiempo, y cuando digo mucho, hablo de años, que no reseñaba un libro del cuál no supiese nada del autor, en este caso autora. Se puede considerar que el libro de hoy ha sido una sorpresa que se ha encajado en la biblioteca de casa y que ha decidido no moverse de ahí. A veces pasa con los libros, entras a una librería, lo ves y ya no puedes separarte de él, nunca más.

Eso es lo que ha pasado con este Grans de sorra. Un texto muy sencillo pero con fuerza, con unas ilustraciones maravillosas y que te lleva a soñar y a recordar aquellos momentos cuando, de pequeño, de cualquier cosa se podía hacer un juego, de cualquier situación, aparecía una aventura y de cualquier objeto que descubríamos nos hacía pensar que de mayor seríamos paleontólogos o, incluso, el nuevo Indiana Jones.

¿Y cómo empieza toda esta historia? Podríamos imaginar un gran descubrimiento (que lo es), o un encuentro casual con algo que no esperábamos, pero para ello debemos recordar la mente infantil (algunos lo tendremos más fácil que otros...) y pensar en cómo de fácil era crear algo a partir de prácticamente nada. Y eso es lo que pasará con estos dos pequeños hermanos, a partir de un poco de arena en la sandalia crearán mundos, cosecharán esa arena, la usarán para descubrir algo que nadie habría pensado que se pudiese crear. Un mundo de imaginación y diversión creado a partir de algo tan básico como un poco de arena.

Y ahora es ese momento en el que os pongo una frase que, como me pasa muchas veces últimamente, os tengo que traducir ya que el libro lo tengo en catalán, aunque este vez, como pongo en la nota al pie de la traducción, es directa del libro en su edición en castellano:
-Què fas? -em pregunta l'Ulises.
-He recollit grans de sorra i no els vull llençar. Vine, que els sembrarem.
-Oh! I què en creixerà? 
-¿Què haces? -me pregunta Ulises.
-He recogido granos de arena y no los quiero tirar. Ven, vamos a sembrarlos.
-¡Ah! ¿Y qué crecerá? 
*traducción real de la edición castellana del libro: Delacroix, Sibylle. Granos de Arena. Ed. Juventud. Barcelona, 2019. ISBN: 9788426145550.

Con estas pocas palabras ya podéis entender todo lo que os comentaba antes. La respuesta del pequeño Ulises es el inicio de una creación a partir de algo tan sencillo como esos granos de arena. No piensa en tirarla, ni siquiera se pregunta cómo van a sembrar la arena, simplemente se preocupa por el qué crecerá de ese sembrado. ¿Cuántos adultos podrían pensar algo así? Lo que haría cualquiera de nosotros sería tirar esa arena pero ellos no, quieren crear cosas con casi nada, ¡qué envidia!

El libro está escrito e ilustrado por Sibylle Delacroix, una autora a la que yo desconocía pero que tiene casi una treintena de libros publicados en francés más unas cuantas traducciones a otros idiomas. En su página web podréis cotillear bien todos sus libros que, casi siempre, van dirigidos para edades tempranas excepto una colección de cuentos clásicos que fueron sus primeros libros publicados como ilustradora.

La edición corre a cargo de una de las editoriales que más he reseñado, y no ha sido queriendo, simplemente sus libros aparecen y no puedo hacer otra cosa que mostrarlos al mundo, Editorial Juventud. Como os decía, yo tengo la edición en catalán pero en la misma editorial podéis encontrarla en castellano. Con unas ilustraciones creadas en el blanco y negro y siempre acompañadas de un punto de color (en algunas páginas es más que un punto) es un libro tierno y que no podéis dejar de leer si queréis recordar cómo somos cuando aún no hemos crecido.


 
 

Información técnica:
Autora e ilustradora: Sibylle Delacroix
Editorial: Joventut
Páginas: 32
ISBN: 9788426145567
Tapa dura