La guerra perdida --- Agustín Comotto

Por desgracia, las guerras forman parte de nuestro mundo, un mundo en constante cambio y con diferentes problemas por solucionar. Pero en el mundo de la fantasia, a veces también hay guerras. Agustín Comotto nos presenta a dos personajes que la buscan. Cada uno la suya, pero que acaban encontrando la misma.

Un hombre a caballo, ha perdido su guerra, no la encuentra por ningún sitio, pero, ¿dónde se puede haber escondido una guerra? No puede ser tan complicado encontrarla. Al final, acaba encontrando a alguien que también busca una guerra, quizá han encontrado el uno en el otro a la persona que buscaban para su guerra.

De todas maneras, la guerra será algo extraña, un hombre a caballo contra un barco acorazado con decenas de cañones, pero eso es lo de menos. Cuando acaban, los dos creen que han ganado, pero, ¿de verdad alguien gana algo en las guerras? Quizá ellos no se dan cuenta, pero seguro que en algun momento, se harán esa pregunta...

El autor, de texto e ilustraciones por igual, el genial Agustín Comotto, nacido en Buenos Aires en 1968, aunque desde hace años residiendo en las cercanías de Barcelona. Desde 1982, se dedicó a ilustrar cómics, ya que le encantaba contar historias, hasta que descubrió en los noventa, los libros ilustrados para niños, un mundo, que según el, no abandonará nunca.


Las ilustraciones ambientan con genial creatividad la historia de estos dos buscadores de guerras tan divertidos, y a la vez tan poco amueblados de la cabeza. Divertidas, frescas, y con el toque habitual de Comotto, acompañan con maestría un pequeño álbum con mucho que decir.

Lo podéis encontrar en cualquier librería que tengáis cerca, editado por Thule ediciones, de la que ya hemos hablado en otras entradas. Seguro que cuando acabéis de leer el cuento, seréis capaces de recapacitar sobre la pregunta que hacía antes. ¿Alguno de los dos bandos gana algo con las guerras...?

5 comentarios:

ASUNCION dijo...

Hola Hans, hace tiempo que no dejo comentarios en tu blog, pero no creas que no lo visito a diario. Lo que ocurre es que no siempre he leido los libros que comentas. Y este tampoco lo he leído, pero si tengo oportunidad lo buscaré en la biblioteca de León, y si no lo tienen pediré que lo incluyan, no es la primera vez que lo hago con algún libro.
Lo que si puedo es responder a tu pregunta remitiéndome a la entrada de mi blog "SIN TITULO": http://losamigosdepapel.blogspot.com/2009/01/sin-titulo.html.En esa breve historia está la triste y trágica respuesta a tu pregunta::::NADIE GANA NUNCA EN UNA GUERRA, porque cada vida que desaparece en cualquier conflicto bélico, es una pérdida que ya no se podrá reponer jamás. Cada ser dañado, física o mentalmente, es una pieza "defectuosa" que jamás volverá a brillar como antes. Cada ciudad destruída son muchas almas endurecidas, frías piedras que caen al vacío como escombros amontonados en el pensamiento del ser humano.
Buenos o malos, ¡¡qué sencillo lo disframos todo los hombres cuando no nos interesa ver la incómoda complejidad de la realidad que nosotros mismos probocamos!!!
Vale, ya no comento más. Me entristece demasiado el tema y ya es muy tarde.

Hada de los tiempos dijo...

Es muy grande el cariño que las hadas tenemos por todos los viajeros que han transitado por el Bosque Antiguo y participado en él, así que cuando recibimos los premios Dardo y Blog de Oro, pensamos en vosotros. Tanto por la ilusión que supusisteis para nosotras la hadas, como por vuestra preciosa labor que lleváis a cabo en vuestros blogs, os hacemosentrega de estos premios.

Con todo nuestro cariño, El hada de los tiempos.

Anónimo dijo...

principio

Anónimo dijo...

principio

viagra online dijo...

Agustín Comotto sabe muy bien como combinar la realidad con la fantasia. La guerra de esta historia no es exactamente una guerra comun pero al fin y al cabo es una guerra que obviamente muchos temen.