El pincel mágico --- Françoise Jay y Zhong Jie

Tengo el placer de presentar un libro magnífico, una verdadera obra de arte, tanto por su texto, una historia de confianza y sueños cumplidos, como por sus ilustraciones que son una joya para cualquiera que se interese por el mundo de la ilustración, y más si está centrada en el mundo oriental.

El pincel mágico nos explica la historia de Chen, un niño
que desea ser pintor, pero en la escuela de arte lo rechazan porque es pequeño y pobre, y una chico así no puede aspirar a ser un artista, según el director de arte de la escuela.

Pero entonces, tiene una aparición de un abuelo entrañable que le regala un pincel mágico, con el que todo lo que pinte, se volverá real, gracias a eso, conseguirá su sueño, no solo de ser pintor, sino
de ayudar a la gente y sobretodo a su familia.

La historia es obra del francés François
Jay mientras que las ilustraciones las ha creado Zhong Jie, que le ha dado un toque muy oriental a un libro que, posiblemente, de tener otras ilustraciones, no tendría el mismo encanto que con esta ambientación que solo alguien que vive cerca de esa cultura podría crear.

El libro lo podéis encontrar editado por la Editorial Juventud, que sigue con una gran política de álbum ilustrado y que está haciendo un gran trabajo en este aspecto. Sin duda, una historia magnífica para los pequeños que desean alguna cosa.

3 comentarios:

Marta dijo...

Qué buenos consejos por aquí, como siempre. Estos últimos que nos muestras me han dejado encaprichada ¡mi bolsillo va a verse resentido por tu culpa! jajajaja!
Muchas gracias! :)

Carles dijo...

Wow!!! Este si que habrá que verlo, con lo que me apasiona el arte y la cultura oriental seguro que no me defrauda. Otro que va a ir a la carta de los reyes magos!!! Gracias Hans!!!

Estibaliz dijo...

Me gusta tanto este cuento tradicional chino, que tenemos dos versiones del mismo. La que describes. Y la editada por Shinseken y también escrita y mágicamente ilustrada por un autor chino Zhou Xiam Che.
Es una pena que las obras editadas por Shinseken sean tan difíciles de encontrar.
un abrazo